¿Se te antoja un chicharrón delicioso y crocante? ¿No sabes si prefieres hacerlo en tu airfryer o en una sartén? ¿Tampoco sabes muy bien con qué otra comida acompañarlo? ¡Llegaste al lugar indicado! En este artículo te mostraremos diferentes formas de preparar un exquisito chicharrón y te daremos algunas ideas de acompañantes para potencializar su inigualable sabor. 

 

Chicharrón en tu freidora sin aceite Easy Fry de IMUSA

Las freidoras de aire han revolucionado nuestra cocina, pues son una opción muy saludable, fácil y rápida de preparar alimentos con muy poco o nada de aceite. Es por esto que te mostraremos cómo con la Easy Fry de IMUSA se puede hacer un delicioso y crocante chicharrón en tan solo 30 minutos.

 

Pasos a seguir usando tu Easy Fry de IMUSA

  1. Corta el chicharrón en pequeños trozos.
  2. Adiciona sal al gusto.
  3. Marina los trozos en un poco de zumo de limón durante 5 minutos para darle más sabor.
  4. Ponlos en tu freidora de aire Easy Fry de IMUSA durante 30 minutos a 200ºC.
  5. ¡Listo, así de fácil! Sirve con tu acompañante preferido.

Acompañantes para el chicharrón: ¿habrá algo más colombiano que un buen chicharrón? Su principal ventaja es su versatilidad, pues podemos acompañarlo con: arepa, patacones, ensalada, arroz, papa, fríjoles o hasta un buen guacamole.

 

Chicharrón en tu sartén antiadherente IMUSA

Si prefieres, también puedes cocinar tu chicharrón de la manera tradicional usando tu sartén antiadherente IMUSA. Verás que es muy sencillo y tampoco necesitas aceite.

 

Pasos a seguir usando tu sartén antiadherente IMUSA

  1. Algunas personas están acostumbradas a untar bicarbonato de sodio en el cuero del chicharrón o tocino antes de empezar la cocción. Esto lo puedes hacer para disminuir la acidez y la grasa.
  2. Pon el chicharrón en un recipiente y déjalo refrigerar durante al menos una hora.
  3. Luego corta el chicharrón en trozos a tu gusto.
  4. Realiza pequeños cortes a los trozos del chicharrón. Estos serán los dientes o las “patas” características de este plato.
  5. En el sartén, vierte un poco de agua, lo suficiente para que los chicharrones queden semicubiertos y ponlos a calentar a fuego alto.
  6. Cuando el agua esté hirviendo, baja el calor a fuego medio y asegúrate de voltear los chicharrones para que se cocinen por ambos lados.
  7. Después de aproximadamente una hora, el agua se evaporará y los chicharrones se van a dorar en su misma grasa; es por eso que no hay necesidad de agregar aceite a la sartén. Te recomendamos tener cuidado al voltear los chicharrones ya que la grasa podría salpicar.
  8. Dora por ambos lados y tendrás tu chicharrón colombiano listo para comer. Si deseas,  luego de sacarlo del sartén, puedes pasarlo por un poco de papel para retirar los excesos de grasa.

 

Otra forma de hacer tu chicharrón

Hay varias formas de preparar el chicharrón, esto depende de los gustos, las costumbres y las regiones del país.

A continuación te dejamos una tercera forma de tener un chicharrón crujiente y delicioso.

  1. Pon el chicharrón a hervir en un poco de agua y laurel.
  2. Cuando esté previamente cocido, retíralo y pásalo por un poco de agua fría.
  3. Agrega bicarbonato de sodio a la parte del cuero o grasa del tocino.
  4. Déjalo refrigerar toda la noche.
  5. Al día siguiente, agrégale un poco de sal y ponlo a freír en aceite.
  6. Cuando haya dorado por ambos lados, retíralo y sécalo en papel de cocina para disminuir el exceso de grasa. Y ¡buen provecho!

 

Se nos hace agua la boca de solo imaginarnos este plato con unos fríjoles o unos patacones calientes. Cuéntanos, ¿tienes una forma diferente de preparar el chicharrón? ¡Compártelo con nosotros a través de nuestras redes sociales!