Filtra los artículos según tu interés

17
ene
3 secretos para un mute santandereano perfecto
Secretos

Voy a comenzar por contarles cómo conocí el mute santandereano: llevaba un mes de casada y fuimos de visita a la casa de mi suegra, cuando ella le pregunta a mi esposo: “mijo, ¿y Sandrita ya le preparó el mute caldoso que tanto le gusta?” a lo que mi querido marido contesta: “¡no te imaginas mamá, es una delicia!” Yo no sabía si llorar, reírme o salir corriendo.

No es un secreto que lo que más extrañan los hombres de la mamá es la comida y que les sigan todos los caprichitos. Yo nunca en la vida había preparado el mute santandereano, pues soy una bogotana completa, de esas de ajiaco y tamal.

Mi suegra es una mujer santandereana típica: hogareña, de carácter fuerte, consentidora con su familia y, sobre todo franca, muy directa. Por lo que no me sorprendió que al despedirnos me dijera: “mijita, yo le vi la cara que puso. ¿Cierto que usted no sabe preparar el mute? La espero aquí mañana, para que aprenda”. ¿Se alcanzan a imaginar lo que sentí?

Al día siguiente llegué y comenzó la misión: descubrir cómo se prepara el mute santandereano, cuáles son sus ingredientes y tratar de no perder costumbre de resaltar y disfrutar este delicioso plato típico de la gastronomía colombiana. Fue así como, con la ayuda de mi suegra y varias preparaciones en casa, descubrí estos 3 secretos para un mute santandereano perfecto:

 

1. Cocina las carnes previamente y por separado.

Increíble, pero cierto. Para lograr darle la consistencia ideal al mute y que las carnes estén blandas y tiernas es muy importante cocinarlas previamente y por separado en tu Securyplus Control. Podemos cocinar las costillas y el cerdo por 1 hora, la tripa por 45 minutos y la mano de cerdo una media hora, todo con suficiente agua.

2. Cocina los demás ingredientes en los jugos de las carnes.

Reservar el caldo en que cocinamos las carnes para preparar allí los garbanzos, los frijoles, la papa y las conchitas de pasta, es el secreto para que el mute esté lleno de “gustico”.

3. El guiso

El mejor secreto que aprendí ese día fue preparar un guiso a fuego lento, con tomate, cebolla, cilantro, berenjena, sal, pimiento y bastante comino. Servir sobre el plato de mute una buena porción de guiso con perejil me parece el cierre perfecto para completar este plato lleno de tradición y sabor.
Yo, como muchos colombianos, no recordaba que este plato típico es uno de los platos representativos de la región andina del país. Es importante resaltar que este plato es una sopa a base de caldo de carnes que incluye muchos tipo de carne: cerdo, costilla, cayo, mano de res y una serie de ingredientes que parece imposible que puedan combinarse para crear esta delicia: maíz, papas, auyama, berenjena, frijol verde, garbanzos, conchitas de pasta, guascas y aliños. El mute santandereano es un plato que requiere mucho tiempo de preparación, pero su sabor y la delicia de disfrutarlo en familia vale cada minuto.
Descubrir estos secretos y pasar la pena con mi suegra a un mes de casada, me hizo adorar más la tradición santandereana, su gastronomía, sus increíbles platos típicos y en realidad, todas las preparaciones colombianas. Sigo aprendiendo en las visitas donde mi suegra y espero poder seguir compartiéndoles más delicias para descubrir juntas miles de recetas en la Comunidad Imusa.

Sandra Villada León
Felizmente casada con un santandereano

Artículos relacionados

Comentarios para "3 secretos para un mute santandereano perfecto"

Deja un comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios estan marcados *